Cómo preparar tu viaje en bicicleta | Viajes en Bicicleta

Cómo preparar tu viaje en bicicleta: 4 consejos imprescindibles

Preparar un viaje en bici

Sigue nuestros consejos para preparar tu próximo viaje en bici y disfrutar de una experiencia sin complicaciones

Si bien tu próximo viaje en bicicleta será con toda seguridad una experiencia inolvidable, el entusiasmo que acompaña la espera de unas vacaciones en bici no debería distraerte de algunos aspectos muy importantes a la hora de prepararte para esta experiencia.

No hace falta ser un profesional, ya que la mayoría de las rutas de cicloturismo son muy accesibles, pero basta con cuidar un poco la preparación para asegurarse de estar listos para el comienzo del viaje, y no llevarse ninguna sorpresa.

Desde Viajes en Bicicleta te damos 4 consejos que por nuestra experiencia son los que más te ayudarán a la hora de preparar tu viaje en bici.

Entrenamiento. Prepárate físicamente para la ruta ciclista que te espera

Aunque lo que te espera sea una ruta con etapas breves, de unos 30 o 40 Km. diarios, si en tu día a día no usas nunca (o muy poco) la bici, hasta el una simple ruta de cicloturismo por el Danubio podría darte un poco de dolor de cabeza.

Empieza a entrenar al menos dos semanas o un mes antes del viaje, según la dificultad del recorrido.
Puedes coger tu bici urbana para simples desplazamientos al principio, para acostumbrar las piernas, y luego hacer salidas más enfocadas al viaje, cada dos o tres días.

Si el plan es viajar en pareja o con más gente, te recomendamos que entrenéis juntos, para conocer el nivel de cada uno, y no encontrarse demasiado desequilibrados a la hora de viajar.
Lo peor de un viaje en bicicleta en grupo, es tener que esperar a otros o dejarse la piel para estar al paso de los demás. A lo que vais es a disfrutar, así que mejor tener claro el paso desde el principio.

Entrena de vez en cuando con el equipaje puesto. Ponte la mochila que usarás en la ruta (recuerda que tendrá que ser lo más ligera posible) y si viajas con alforjas, cargarlas de vez en cuando.
De esta forma te acostumbrarás al cambio que sufre una bicicleta cuando va cargada, lo que afecta la forma de conducirla y el esfuerzo que tendrás que hacer.

Además, empieza a seguir una dieta adecuada para el ejercicio físico. No desestimes ninguna ruta, por muy sencilla que parezca. Si no eres un ciclista con bastante fondo, coger de repente la bici todo los días durante un par de horas puede representar un reto complicado.

Come sano y equilibrado, con carbohidratos antes de entrenar. Un consejo: llévate un plátano y unos frutos secos para el camino!

El equipaje para tu viaje en bicicleta: esencial y ligero

En este otro post hemos hablado detenidamente de algunas cosas fundamentales que tendrás que meter en tu mochila para un viaje en bici (además de lo básico). Aquí vamos a lo esencial: se trata de viajar ligeros. La mochila en tus hombros no tiene que ser un peso insoportable.

Recuerda que con Viajes en Bicicleta no tendrás que preocuparte de desplazar el equipaje de tus vacaciones de un sitio a otro. Por lo tanto, preocúpate de meter en la mochila de tus rutas diarias sólo lo fundamental para una cómoda travesía: agua, algo de comida, un recambio de ropa, un mapa y poco más.

Conoce tu ruta. Si sabes lo que te espera sabrás cómo afrontarlo

Infórmate sobre la longitud y la dificultad de las etapas diarias, y organiza tu entrenamiento en base a eso (si lo necesitas). Saber con antelación cuánto esfuerzo te supondrá cada día de viaje te ayudará a llevar el viaje de la mejor forma posible, tanto a nivel mental cómo físico.

Es importante que sepas medir el esfuerzo. Muchas veces el entusiasmo y la energía del primer día o lo primeros kilómetros puede llevarte a empujar demasiado fuerte al principio, para dejarte luego sin fuerzas hacia el final.

Haz paradas de vez en cuando para disfrutar del paisaje y recuperar energías. Al fin y al cabo, ¡se trata de tus vacaciones!

Mecánica básica de la bici. Que un pinchazo no te estropee el viaje

Casi nunca es necesario, pero no estaría demás tener unos conocimientos básicos de mecánica de la bicicleta, para que un simple inconveniente no te coja desprevenido y te estropee el día.

Si todavía no sabes hacerlo, aprende a cambiar una cámara de aire, ya que un pinchazo es el problema más común con el que te puedes encontrar.

Familiarízate también con los frenos: ajustarlos es fácil y te puede proporcionar más seguridad en tus vacaciones en bicicleta.

APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Cómo preparar tu viaje en bicicleta: 4 consejos imprescindibles

Preparar un viaje en bici

Sigue nuestros consejos para preparar tu próximo viaje en bici y disfrutar de una experiencia...